El Meeting Iberoamericano de Huelva, prueba del Continental Tour en su categoría Bronze, celebró con éxito su 18ª edición, regalando a los aficionados presentes en las gradas del Estadio Iberoamericano Emilio Martín de la capital onubense un buen puñados de marcas.

La más reseñable de la reunión, por lo que respecta a los intereses españoles, fueron los 64.68 metros del discóbolo canario de origen cubano Yasiel Sotero, récord de España sub’23 por más de dos metros. Sotero, de 21 años y la gran promesa de los lanzamientos en España, ha vuelto al primer plano como un ciclón tras una operación a corazón abierto en 2022 que le apartó de la competición durante un largo periodo.

En Huelva, el campeón de Europa sub’18 y sub’20 ganó demostrando que puede tomar el testigo de históricos como Mario Pestano, Lois Markel Martínez y Frank Casañas.

Lo más emotivo, eso sí, fue el regreso a la competición del vallista Quique Llopis, que se ha recuperado de su grave caída en el Europeo indoor de Estambul a tenor de su desempeño en la capital onubense pues se impuso con un notable registro de 13.39 (-0.9). Daniel Cisneros fue segundo con 13.66 y Kevin Sánchez (13.80) completó el triplete español.

El 400 masculino era uno de los platos fuertes de la cita y no defraudó. El colombiano Anthony Zambrano, plata olímpica en Tokio y mundial en Doha 2019, se impuso con un crono de 45.52, apenas cuatro centésimas mejor que un bravísimo Iñaki Cañal, que hizo marca personal y se colocó décimo en el ranking español de todos los tiempos. El belga Dylan Borlée, múltiple medallista mundial y europeo en el relevo largo, fue tercero con 45.94, por delante de Óscar Husillos (46.13).

En la final B de de esta prueba merece destacarse el 45.97 del vasco Markel Fernández, de 20 años, que se impuso con marca personal. El cuatrocentista de Sopela (Vizcaya), integrante del cuarteto español que fue cuarto en el 4×400 del Europeo indoor de Estambul el pasado mes de marzo, es el decimosexto español que baja de 46 segundos.

En la final A del 400 femenino, victoria de la bareiní Salwa Eid Naser con récord de la reunión (49.78) y marca de la temporada. La campeona del mundo en Doha 2019 ha vuelto este 2023 a competir tras dos años de suspensión por saltarse tres controles antidopaje, motivo por el que se perdió los Juegos de Tokio. En la capital qatarí, la atleta de origen nigeriano se impuso con la tercera mejor marca de la historia (48.14).

El 800 femenino deparó dos grandes marcas para Lorea Ibarzabal y Daniela García, que acabaron abrazadas y llorando conscientes de que habían dado un paso de gigante de cara a sus opciones mundialistas. Ibarzabal (2:00.17), cuarta en una final ganada por la keniana Vivian Chebet Kiprotich (1:58.80), se quedó a las puertas de ser la cuarta española en bajar de los dos minutos mientras que Daniela García, sexta, también destrozó su marca personal con 2:00.58 con récord de España sub’23 incluido.

El 1.500 masculino fue quizás la carrera que más sorprendió a tenor del papel de los españoles, con Saúl Ordóñez quinto con 3:35.78 y el prometedor Mohamed Attaoui, de 21 años y que venía de hacer 1:45.17 el pasado viernes en un 800 en Pamplona, sexto con marca personal (3:36.12).

Ignacio Fontes (3:36.23) sólo puso ser octavo en una prueba ganada por el portugués Isaac Nader (3:34.00), con Jesús Gómez (3:36.64) undécimo y un desconocido Mariano García, oro mundial indoor y europeo al aire libre de 800, decimosexto con 3:44.30.

La longitud femenina en cambio no deparó sorpresas pues la estadounidense Tara Davis-Woodhall, única mujer en el mundo que ha rebasado la barrera de los siete metros en cada una de las tres últimas temporadas, se impuso con un mejor salto de 6.85 (0.6), récord del meeting. La combinera María Vicente, que esta temporada se ha decantado por los saltos, se tuvo que conformar con la ‘plata’ con un primer vuelo de 6.50 (0.7).

En las diferentes series del relevo corto que se disputaron, lo más interesante lo firmó el equipo masculino absoluto, que con 38.77 logró la quinta mejor marca de su historia. El cuarteto lo conformaron Sergio López, Pol Retamal, Pablo Montalvo y Bernat Canet.

El meeting lo cerró un 5.000 en el que se impuso el keniano Cornelius Kemboi con 13:14.80 aunque merece la pena destacarse el buen papel de los españoles Abdessamad Oukhelfen, tercero con 13:18.39, y Aarón Las Heras, quinto con 13:27.47, marca personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *