La volantista onubense, Carolina Marín, se tuvo que retirar esta mañana del entrenamiento que estaba realizando al sentir molestias en la rodilla de su pierna izquierda. Tras la primera exploración, los doctores advirtieron afectación en el ligamento cruzado anterior de dicha articulación, por lo que será sometida a nuevas pruebas para dictaminar el alcance de dicha lesión.

Al instante han saltado las alarmas por la proximidad de los Juegos Olímpicos de Tokio aunque habrá que esperar al diagnóstico definitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.