El Pleno del Ayuntamiento de Huelva ha dado hoy un paso crucial para seguir ahondando en la estabilidad y certidumbre económica del club Decano del Fútbol Español, al aprobar el convenio entre el Consistorio y el Real Club Recreativo de Huelva SAD sobre el reconocimiento y aplazamiento de la deuda que mantiene la entidad albiazul con su accionista mayoritario, el Ayuntamiento.

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha refrendado en esta sesión su incondicional compromiso con esta seña de identidad de la ciudad: “Mientras dependa de mí, -ha manifestado- no voy a consentir que desaparezca el Recreativo de Huelva, y así lo venimos demostrando cinco años, asumiendo todas las dificultades”.

El acuerdo promovido por el equipo de Gobierno ha contado con el respaldo del PP, Ciudadanos y el concejal no adscrito Néstor Santos, el voto en contra de Unidas Podemos Por Huelva, Mesa de la Ría y el concejal no adscrito Jesús Amador y la abstención de Vox. De esta manera ha visto luz verde un convenio que ha pasado previamente por el Consejo de Administración del club y que garantiza el reintegro de las aportaciones con un calendario vinculado a la categoría deportiva, recogiendo las condiciones y fijando un plazo máximo de diez años para que el club devuelva a la Administración local los 11.653.431 euros aportados en concepto de derivaciones de deuda y pagos por tercero.

Como ha apuntado el teniente alcalde de Régimen Interior, Recursos Humanos y Modernización Digital, José Fernández, “que hoy traigamos este convenio al Pleno evidencia  hasta qué punto han mejorado las cuentas del club respecto a la situación que nos encontramos cuando procedimos a su expropiación para evitar su desaparición por la deuda, porque teníamos que garantizar su pervivencia como Bien de Interés Cultural (BIC) de Huelva”.

“Dando hoy este paso al frente -ha proseguido el edil- ayudamos a contribuir a la seguridad jurídica y al crecimiento del horizonte económico del Recreativo, entre otras cuestiones porque en las auditorías realizadas al club se apuntaba a una deuda con el Ayuntamiento de la que no había soporte documental, de modo que con este reconocimiento clarificamos la situación, cifrando este saldo a favor del Ayuntamiento y los hitos para su progresiva devolución. Se trata, en definitiva, de un mecanismo garantista, tanto para el Decano como para el Ayuntamiento”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.