Carolina Marín no se cansa de sumar títulos a su palmarés tras proclamarse campeona de Europa por quinta vez con una victoria ante la danesa Line Christophersen por 21-13 y 21-18 en Kiev, primer gran título desde su grave lesión de rodilla en enero de 2019.

El año de su regreso a las pistas alcanza el ecuador con esta nueva corona que se suma a los dos oros y la plata en el World Tour además de la victoria en el Swiss Open en marzo que permite a la onubense mantener intactas la ilusiones de revalidar el título olímpico en Tokio 2020.

Los golpeos rápidos de la joven talento danesa hizo que el encuentro mantuviera cierta igualdad en su arranque hasta que Marín consiguió alejar a la rival de la red, para tomar la iniciativa del juego y del marcador, y conseguir llegar al primer intervalo con una ventaja clara (11-5).

Fernando Rivas aconsejaba a su pupila evitar enviar el volante al lado del revés de su rival, hasta ese momento el punto fuerte de la jugadora danesa que sumó un parcial de 3-0, apenas un atisbo de reacción que Carolina Marín se encargó de neutralizar para poner tierra de por medio camino de un primer set que cayó de su lado por un claro 21-13 con un juego de muñeca que le permitió adornar el resultado.

Segundo set algo más igualado

Dos defensas magistrales de Carolina Marín ante sendos envites al cuerpo de Line Christophersen significaron el estirón que buscaba la española para distanciar aún más a su rival y mandarle un mensaje claro de que no iba a bajar la guardia (4-0); el ímpetu de la danesa no podía con el buen hacer de la española que comenzó a desplegar un abanico de golpes ganadores que le llevó a calcar el resultado del primer intervalo en la segunda manga (11-5).

Un parcial de 5-0 permitió a la danesa lograr el empate (12-12) en el ecuador del segundo set para soñar con una remontada que la española consiguió anular con un ejercicio de intensidad y defensa que le permitió llevarse el segundo set (21-18) y conquistar finalmente el quintó título de Europa en Kiev para agrandar su dominio en el Viejo Continente y acorodarse de su madre en un día tan especial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.