Dicen que los partidos se deciden en las áreas, y en eso debió pensar el Decano cuando se lanzó a contratar  a dos jugadores que le aportase jerarquía al equipo en dichas zonas del terreno de juego.

En la propia, confía en un central con experiencia en superior categoría y en equipos con exigencia alta (Zamora y Numancia). Adrián Crespo se muestra «feliz» con su llegada al Recre, un equipo al que «No se le puede decir que no. No todos los fías se tiene la oportunidad de pertenecer a un club de esta historia e importancia en el fútbol».

En la contraria, Pablo Caballero. Ayer disfrutó sus primeros minutos como albiazul y ya dejó la impronta de ser un jugador de un nivel alto y en el que se confiará la escuadra albiazul para ´desatascar ‘partidos. El argentino no rehúye al objetivo y «Vine a un club espectacular y donde todos queremos conseguir llevarlo al salto de categoría y situarlo donde merece».

Las áreas, parece que estarán bien cubiertas en este curso… Esperemos que así sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.