El entrenador del Decano, Carlos Pouso, compareció como cada viernes ante los medios de comunicación y definió de esta manera como están viviendo en el trabajo diario una situación irreversible “estamos jodidos pero no solo de esta semana, al final es como cuando tienes un enfermo que sabes que se va a morir y quieres que sea no sufriendo, pero no quita que cuando llega la defunción lloremos por él. Evidentemente estamos tocados y fastidiados; si somos responsables de esta situación tenemos que asumirla. Es una macha que no la vamos a limpiar ni con lejía”.

Sobre lo que aún resta de competición, el técnico vasco apuntó que. “Hagamos lo que hagamos es imposible que limpiemos la chapuza que hemos hecho, pero tenemos que competir hasta el último día; es un trago duro que no se lo deseas a nadie; quedan dos partidos y hay que dar el máximo. Hemos hecho un cagadón pero hay que dignificar la competición también, hay terceros agraviados; no podemos caer en esa sensación de que tiremos los dos partidos que restan, y no podemos perjudicar a otra gente que no se lo merece. La mancha está ahí; al final hemos sido responsables de llevar al Recreativo a la categoría más baja en su larga historia; es una espina que tenemos clavada y tenemos que soportar; en esa pena tiene que ir nuestra penitencia. Pero no se olvide nadie que en este barco hundido estamos todos; aquí no puede haber ratas que se escaqueen, en la foto estamos todos”.

El entrenador albiazul quiso dar su parece de cómo se debe afrontar la planificación del club en  un futuro inmediato  “no estoy en contra de que haya un cambio estructural; si me piden mi opinión la voy a dar; no soy más listo que nadie pero soy más viejo; he visto hace poco al Granada en Tercera División y ahora está en Primera, hay que ser positivo dentro de la negatividad y comprender que las cosas se van a hacer bien, y aprender de esta lección. Hay que ir a otra idea, con más gente de cantera, de Huelva, habrá una bajada de sueldo, una pérdida de puestos de trabajo que es tristísima, pero si se hacen las cosas bien podrán volver; y el Recre tiene un activo importantísimo y que estoy convencido que no le va a dar la espalda, y es la afición. Hemos sido unos cabrones, les hemos entristecido, frustrado, pero es cuestión de tiempo que se rearmen. La afición se contenta con poco, el problema es que no les hemos dado nada. A partir de ahí, el club, dando pasos firmes y con la seguridad de que va a venir gente muy válida, hay que ir con humildad a estos campos de Tercera, porque aquí van a venir todos los equipos como si a nosotros nos abriesen el Bernabéu o el Nou Camp para un amistoso. Se van a hacer fotos en el  y demás, pero luego te van a intentar ganar, querrán hacer el mejor partido de la temporada, y luego tu irás a sus campos y no puedes ir engominado, porque allí vas a tener una guerra, no te van a regalar nada”. Apostilló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.